Babalawos ven probable un cambio de gobierno nacional

Pronósticos 2015
Babalawos ven probable un cambio de gobierno nacional
Creyentes de la religión Yoruba consultaron al oráculo de Ifá para determinar el futuro de Venezuela los próximos doce meses

Félix Gutiérrez / Fotos: Facebook

Un cambio político para el país fue el pronóstico general de los babalawos venezolanos para 2015. Los sacerdotes de la “casa religiosa” Ilé Ifá Olá celebraron el pasado 1 de enero su habitual “Letra de año”, un evento donde los creyentes de la religión Yoruba consultan al cielo sobre el destino de Venezuela.

Los designios del signo Baba Eyiogbe serán los que regirán en la nación, según la palabra de Orunmila, dios de la sabiduría. Oshún, diosa del amor, y Eleguá, dios de la fortuna, son los orishas que “reinan” para la ocasión. A los pies de estos santos, deben encomendarse los religiosos para ser prósperos durante los próximos doce meses.

Divisiones, muertes repentinas y revoluciones sociales podrían vivirse durante este año. Para Jhonny Orozco, conocido como awó Ogbesá, “se puede estar gestando un atentado o golpe de facto porque Eyiogbe habla del desplazamiento de un Rey”.

“Dice Orula que hay un Rey que viene a tratar de componer este país”, dijo el también Obba o jefe de esa familia de religiosos. “El cambio va a venir y el gobierno de una u otra forma va a tener que ceder ante la presión de su mismo pueblo”, completó.

La organización será fundamental en 2015 porque estos cambios bruscos no se alejarán del entorno familiar. “La corona del Rey (a la que hace referencia el signo) es la cabeza de cada individuo”, explicó este babalawo con más de 22 años de experiencia.

Su hermano Omar Orozco, awó Ogbefún, insistió en que la planificación será la clave para afrontar los obstáculos del año. Que las familias se preparen para cualquier tragedia es la recomendación del sacerdote.

En la grafía, Baba Eyiogbe son dos líneas horizontales. “Dos líneas paralelas que jamás y nunca se van a unir” es lo que Ogbefún interpreta como una separación del pueblo y sus gobernantes, pero también quiere decir que “son dos gobernantes que están peleados internamente los que mandan en Venezuela”.

“Si no hay una conciliación entre las partes, puede llegar una situación en que una de las partes, buscando su fortaleza, desplace a la cabeza por la que nos estamos rigiendo y suceda el golpe de estado”, declaró Tony Madriz, awó Oyekún Batrupon, en relación a las “pugnas entre ambas líneas”.

Baba Eyiogbe también es un signo de mucha terquedad, “que se cree todopoderoso pero no lo es sin el apoyo de los que lo rodean”, afirmó el babalawo también conocido como “Tio Tom”. “Me atrevo a decir que en un trimestre pueden suceder cosas que de repente puedan escaparse de las manos. Podrían venir situaciones que cambien totalmente la situación política, económica y social del país”, expuso Madrid.

Martín Orozco, awó Oshedí, indicó que habrá muertes de “las cabezas mayores”. “Este año se va uno de los mayores. Hay un refrán que dice: a Rey muerto, Rey puesto. Nosotros podemos interpretar que en cualquier momento la cabeza del país se va a perder o alguien va a tratar de atentar contra ella”, aseguró.

Para Orozco, “este es un signo donde no se puede improvisar. Las cosas se hacen a su debido momento. Aquí se dice que la mariposa vuela entes de tiempo”.

Sin embargo, esta “letra del año” también marca algo positivo: un iré omá o “bien de inteligencia”. Ángel Ñañez, también babalawo y awó Irete Meyi, explicó que su dios Orunmila está dando señales para que sea por medio de la inteligencia que se pueda alcanzar la prosperidad.

Dentro de la familia, “si no hay una persona inteligente en la casa, los hijos se pueden perder en vicios”, destacó Ñañez, quien también dijo que Eyiogbe es “un signo de tristeza y llantos”, por lo que asume que “el pueblo” está desmoralizado y puede buscar “tumbar esa cabeza”.